publicidad recomendada por aliviate

VISITAME

sígueme en T

viernes, 6 de agosto de 2010

LA MATRIZ DIVINA

OTROS LE LLAMAN LA TELARAÑA QUE NO TIENE TEJEDOR?

RESUMEN DEL LIBRO: LA MATRIZ DIVINA. Autor: Gregg Braden.

Con comentarios y anotaciones personales de: Henry Mejia. Director de Biocomunicación Quantec – Colombia.

Claves para comprender y conectarse con la Matriz Divina:

Clave 1: La matriz divina es el recipiente en el que existe el Universo, el puente entre todas las cosas y el espejo que nos refleja lo que hemos creado. Es a su vez el observador, lo observado y la conexión entre ambos. Este ingrediente de conectividad y de unicidad es la clave para entender la Matriz Divina.

Nos condicionaron a vivir en una conciencia de separación, huyendo y defendiéndonos de los demás; como si solo fuéramos partículas independientes. Nos hicieron creer lo de la “tabula rasa”, es decir, que estamos vacíos en el plano del conocimiento, por lo tanto nos pasamos la vida tratando de aprender en forma racional (lógica) aquello que por sabiduría universal ya es un legado para la humanidad, “la sabiduría”. En consecuencia muy pocos se atreven a inventar, crear o producir algo nuevo; el temor a equivocarnos o a disentir de los demás nos llevó a inventar la “dependencia intelectual”, el control del conocimiento y la lucha del know how. Por lo tanto, aquello que nos debiera unir: “la sabiduría”, nos dividió y nos hizo dependientes unos de otros porque lo convertimos en simple: “ conocimiento” (aprendizaje racional controlado).

Clave 2: Todo en nuestro mundo está conectado con todo lo demás. Tres experimentos que demuestran esta conectividad:

a) El ADN humano tiene un efecto directo sobre la sustancia de la que está hecha el mundo. Experimentos con el ADN han demostrado esta conectividad con el Universo.

b) Las emociones humanas tienen un efecto directo sobre el ADN, que a su vez afecta la sustancia de la que está hecha nuestro mundo.

c) La relación entre las emociones y el ADN trasciende los límites del tiempo y del espacio. Los efectos de esta comunicación son los mismos independientemente de la distancia que medie entre el sujeto que experimenta la emoción y la muestra de ADN que se ha colocado a grandes distancias de él.

Clave 3: Para utilizar la fuerza del Universo debemos vernos a nosotros mismos como parte de ese universo, en lugar de separados de él. Este es gran parte del secreto para que los favores nos sean concedidos.

Los fotones pueden estar en dos lugares al mismo tiempo, no importa la distancia que medie entre ellos. Esto permite una comunicación a velocidades superiores a la de la luz; así que, un fenómeno, una acción o un objeto puede estar en dos lugares al mismo tiempo; qué pensar del ser humano quien tiene el poder para manejar a voluntad este fenómeno cuántico, solo con cumplir dos condiciones: prestar atención (imaginar – visualizar) y tener una firme intención (estado emocional). Ya sabemos que los estados emocionales afectan directamente el ADN y éste a su vez está comunicado con el Universo en general. Desde esta perspectiva todo milagro es posible.

Estamos conectados no solo con lo que existe en este momento, sino con lo que ha existido y con lo que está por suceder. La comunicación fotónica no está supeditada al tiempo y al espacio, trasciende estos conceptos que solo existen en la mente dual del hombre. Por lo tanto, no existen acontecimientos casuales.

Clave 4: Una vez que algo ha estado unido, estará siempre conectado, a pesar que la unión física haya dejado de existir.

Según este postulado, tres principios aplican para esta Matriz Divina:

A) Como todo existe dentro de la matriz divina, todo está conectado y permanecerá estrechamente unido.

B) Principio holográfico de la Matriz Divina: Cualquier porción, por pequeña que sea, contiene la totalidad del campo universal. Es el principio de los fractares.

C) El pasado, el presente y el futuro están íntimamente ligados; solo existen separados en la mente dual del hombre.

Experimentos con ADN. Muestras de ADN humano fueron colocadas en el interior de un tubo de ensayo al vacío, con fotones. Se observó que en lugar de que las partículas (fotones) estuviesen dispersas por el tubo, éstas siguieron pautas regulares como si estuviesen obedeciendo a una fuerza invisible, aún después de estar separadas del organismo humano. Experimento de Poponin y Garivev. En conclusión: el ADN, la sustancia de la cual estamos hechos ejerce un efecto directo sobre la sustancia quántica de la cual nuestro universo está formado.

Lo más sorprendente fue el hecho de que los fotones continuaban mostrando patrones organizados, aún después de retirado el ADN humano; esto significa que continuaron conectados de alguna forma, después de haber estado unidos. Este fenómeno recibió el nombre de : “Efecto fantasma del ADN”.

Otro experimento se llevó a cabo con muestras de tejido humano ( ADN) separados a distancias de metros y kilómetros de su donante. Cuando el donante experimentaba una reacción emocional, la muestra de su ADN registraba un considerable aumento de respuesta eléctrica. Controlado este experimento por medio de un reloj atómico se observaba que el tiempo entre la experiencia emocional del donante y la respuesta eléctrica de la muestra – ADN, era de 0, aún mediando hasta más de 500 kilómetros de distancia entre donante y muestra (ADN). Esto permite confirmar que existe un plano cuántico que conecta todo lo que existe a nivel visible e invisible.

Conclusiones sobre estos experimentos:

Ø Un tipo de energía muy diferente al que conocemos físicamente existe entre todos los tejidos vivos y/o aparentemente inertes.

Ø Las células y el ADN se comunican a través de esta matriz energética (biocomunicación), de forma instantánea.

Ø Las emociones humanas tienen influencia directa sobre el ADN vivo.

Ø El espacio es irrelevante en lo que respecta a este fenómeno de biocomunicación.

Experimento con emociones humanas del Instituto Heart & Math:

El corazón emite una frecuencia (energía electromagnética) que se extiende en un diámetro de 1.5 a 2.0 mts, alrededor del cuerpo.

En 1995, los investigadores Glen Rein y Rollin Mc. Craty, encontraron que las emociones humanas cambian la forma del ADN sin requerir siquiera el contacto físico, y sin hacer nada que no fuera crear emociones coherentes. Los participantes en el experimento fueron capaces de afectar las moléculas del ADN de la muestra tomada. Se aplicaron las siguientes condiciones para este experimento: intención dirigida, amor incondicional y visualización de la molécula de ADN. Este resultado tumba el paradigma de que el ADN es inmutable; aún más, es modificado a voluntad por el ser humano.

Clave 5: El acto de centrar nuestra conciencia es un acto de creación. La conciencia crea. Aquello en lo que la mente del hombre se enfoca es lo que resulta siendo una realidad.

Todo lo que nos sucede, todo lo que hacemos y todo lo que obtenemos es el resultado de nuestra conciencia y nada más. El mayor error del hombre consiste en creer que existen otras causas aparte de su propio estado de conciencia. Es tan fácil eludir la responsabilidad de nuestros actos echándole la culpa a otros o con justificaciones inadecuadas como: “la suerte que me tocó”… “eso es mal de familia”,…”Dios lo dispuso así” y terminamos echándole la culpa a Dios de todo lo que nos sucede; como si El fuera el autor de las desgracias de unos y la felicidad de otros; de ser así, no sería esta una tremenda injusticia de Dios?.

Permanezcamos centrados en nosotros mismos y asumamos la responsabilidad de nuestra propia realidad en todo lo que nos sucede. Esta es la clave del perdón: el aparente mal que otros nos han causado ha sido en última instancia el resultado de nuestra forma de pensar y de sentir hacia nosotros mismos y hacia los demás seres que nos rodean. Por eso cuando alguien nos arremete, nos desilusiona o nos defrauda, podemos muy bien preguntarnos: ¿qué pensamiento, qué deseo, qué sentimiento desencadenó esta reacción?. Por qué atraje hacia mí a esta persona para que por contraste me mostrara mi propia realidad?. Lo que la mente dual nos enseñó a ver como “nuestros enemigos”; dentro del plano de la conciencia universal son tutores que por contraste, aparentemente negativo, nos ofrecen una maravillosa oportunidad para descubrir o cambiar un aspecto de nuestro ser en evolución. En el evangelio apócrifo de Tomás y de Judas aparece que el maestro Jesús ya había hecho un pacto con Judas Iscariote para poder demostrar su amor incondicional y la manifestación del triunfo del espíritu sobre el ego del ser humano. Por lo tanto, Jesús no lo condenó sino que le agradeció el haberle dado la oportunidad de demostrar su divinidad. Jesús decía: “amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen”, podemos perfectamente creer que esto es una tontería y rechazar la doctrina del maestro, o por el contrario preferir vivir en armonía y paz interior aunque se pierdan algunas cosas materiales (dinero, negocios, etc.). ¿Qué puede ser más valioso que este precioso don de la armonía interior?.

Clave 6: Tenemos todo el poder que necesitamos para producir todos los cambios que queramos. A través del poder de centrarnos conscientemente en las cosas que hemos creado en nuestra imaginación, les damos el empujón para que pasen del estado de lo no manifiesto a la realidad manifiesta.

Hay una gran diferencia entre pensar y trabajar duro para la obtención de un resultado o meta en la vida; cosa que hace la mayoría de la gente, o pensar, sentir y actuar desde el mismo resultado que visualizamos. Los maestros en artes marciales saben aplicar este principio de la realidad anticipada: para partir varios bloques de cemento o de madera, no se trata de intentar para ver si lo logran; por el contrario, visualizan, sienten y actúan como si ya se hubiese logrado ( ellos ven el bloque de hormigón ya partido). Esto es pensar en el punto de llegada en vez de pensar en cómo va a hacer para llegar a ese resultado. Quienes piensan en el cómo lo van a lograr se preocupan inoficiosamente, y terminan dudando del resultado, por lo tanto se apartan cada vez más de su objetivo. El verdadero maestro experimenta la alegría y agradece por anticipado el resultado, en vez de preocuparse por la forma como lo va a obtener. Neville afirma: “la forma de lograr algo es hacer que tu sueño futuro sea ya una realidad en el presente”.

Qué nos hace pensar que es tan difícil tener este poder para crear de la nada?: los condicionamientos mentales a los que hemos venido siendo sometidos desde niños ( no se puede confiar en nadie… Cuando algo va tan bien es porque algo malo va a suceder…) Esto se vuelve un decreto mental y se hace realidad… y se repite el patrón una y otra vez hasta volverse ley en el comportamiento de esa persona.

Las leyes de la física cuántica operan en sentido diferente a las de la física general. Las leyes de la física cuántica “no son universales” , es decir, no pueden ser predecibles, porque las leyes que rigen a las partículas subatómicas se comportan de manera impredecible y de una forma muy distinta a como funcionan las leyes de la realidad cotidiana. Estas partículas pueden manifestarse como ondas (no manifiestas), otras veces como partículas (manifiestas) y a veces como ambas. Pero una cosa si es bien cierta: la conciencia del observador determina el comportamiento o manifestación de estas partículas o energía sutil. Nuevamente comprobamos que el hombre puede crear su propia realidad, sea esta positiva o negativa. No vinimos a este mundo a cumplir la voluntad de Dios, eso es un sofisma de distracción para justificar nuestra irresponsabilidad frente a nuestra vida y nuestros actos. Dios – Universo siempre está dispuesto a confabularse con nuestra voluntad, deseo o intención. Ese es el maravilloso sentido del “libre albeldrío”. Esa es la grandiosa liberación desde el Ser interior.

Clave 7: El foco de nuestra conciencia se convierte en la realidad de nuestro mundo. Toda realidad exterior depende de este enfoque de nuestra conciencia.

Experimentos de la doble rendija de Geoffrey Ingram Taylor: Se trata de proyectar partícular cuánticas a través de una barrera que tiene 2 pequeñísimos agujeros y medir el patrón resultante después de haber atravesado estas rendijas. Cuando en la barrera hay solo un agujero disponible, la partícula se comporta como tal (partícula), pero cuando se coloca la barrera con dos agujeros, la partícula hace algo sorprendente: la partícula atraviesa por los dos agujeros, al mismo tiempo y al pasar forma un patrón de onda y llega al detector final como partícula; pero esto solo sucede en presencia del observador. Cómo puede saber el electrón que hay dos agujeros?, solo hay una explicación: porque los dos agujeros ya existen en la conciencia del observador y éste se comunica instantáneamente con las partículas. Esta es la prueba científica de que la conciencia del observador se convierte en la realidad de nuestro mundo y por lo tanto, tiene un papel importante en todo lo que sucede en el Universo. La matriz Divina es al mismo tiempo el observador, lo observado y la conexión entre ambos.

Clave 8: No es suficiente con decidir qué deseamos o escogemos de una nueva realidad. Más que visualizar o desear algo, tenemos que encarnar esa realidad deseada; hacerla una experiencia organísmica y vivir en ese estado de realidad anticipada.

El lenguaje cuántico sigue un patrón de realización: más allá de proclamar un deseo es visualizarlo; más que sentir es emocionarse ; más que soñar es experimentarlo por anticipado, vivirlo emocionalmente; porque son las emociones las que afectan o mueven el campo unificado de las infinitas posibilidades. Es así como lo no manifiesto se convierte en realidad manifiesta. Lo que la Matriz Divina reconoce es el lenguaje de las emociones. Personas que viven albergando sentimientos o emociones de baja RSE difícilmente obtienen lo que desean.

Clave 9: Es preciso sentirse como si ya se hubiese alcanzado el objetivo y agradecer por anticipado, como si la plegaria ya hubiese sido atendida. Esta es una condición aparentemente muy sencilla pero difícil de poner en práctica, debido a que estamos acostumbrados a dudar de aquello que podemos obtener. La racionalización de los resultados nos lleva a pensar más en las dificultades que en las posibilidades, e incluso, comenzamos a reaccionar por anticipado frente a la posibilidad de un fracaso. Nos prevenimos más para evitar la enfermedad que para vivir en salud total. Nos prevenimos más contra los ladrones y las estafas que ante la opción de hacer negocios armoniosos y de beneficio para ambas partes. Nos prevenimos más contra el ataque de los supuestos enemigos que ante la posiblidad de una convivencia pacífica. Es decir, nos condicionaron para prevenirnos frente a la posibilidad del fracaso y no frente a la opción de merecer el triunfo; y todo esto nos separa y nos divide de los demás seres humanos. Si en realidad nuestra naturaleza es divina, podemos tener la certeza que nuestro legado natural es la salud, el triunfo, la abundancia, la armonía, la convivencia pacífica. Se requiere entonces, de un cambio radical en nuestros patrones de pensamiento y nuestras pautas de comportamiento para que nuestras decisiones o propósitos sean una realidad manifiesta.

Clave 10: Cualquier sentimiento frente al logro no va a servir; los sentimientos creadores son aquellos que carecen de juicios y de apegos del Ego. Cuanto mayor esfuerzo hacemos para conseguir algo o cambiar el mundo, más esquivo se vuelve nuestro poder. Esta clave parece contradictoria en su planteamiento, pero en realidad se trata de que nuestros apegos e individualismos nos apartan del objetivo que pretendemos alcanzar. La típica comparación sería la de una persona que intenta llegar a un lugar pero que está atada por una banda elástica a su espalda, y que tan pronto avanza, inmediatamente la banda la hala hacia atrás, convirtiéndose en una lucha infructuosa. Aquí están todas las personas que piensan que la vida es una lucha continua. He aquí algunos ejemplos de estas bandas elásticas sicológicas: La persona que quiere iniciar un negocio, pero en su mente aparecen pensamientos y sentimientos como: “es muy riesgoso iniciar un negocio”, “no se puede confiar en nadie”, “hay que ser vivo y sacar siempre el mejor partido”. Prejuicios de temor y pretensiones egoístas ( sacar ventaja) nos impiden obtener los resultados deseados.

Clave 11: Debemos convertirnos en aquellas cosas que elegimos experimentar como nuestro mundo. Los sentimientos y las emociones son las que mantienen viva esta experiencia de vida. Los sentimientos pesimistas y depresivos mantienen la experiencia de decadencia y muerte.

En la presencia de aquello que Soy toda maravilla es una realidad; pero en ausencia de aquello que Soy toda tribulación es también una realidad”.

La Física Newtoniana nos enseñó que si algo existe en un lugar, obviamente no puede estar en otro lugar al mismo tiempo; en tanto que la Física cuántica nos demuestra que una partícula subatómica (electrón, fotón) puede manifestarse ya sea como una partícula (manifiesta) o como onda (no manifiesta), o como ambas al mismo tiempo; por consiguiente una partícula subatómica puede manifestarse en dos lugares al mismo tiempo ( teoría de la incertidumbre de Heisemberg).

Para realizar u obtener lo que aparentemente parece una imposibilidad hay que sobrepasar los límites del miedo y el egoismo, como también superar las creencias sobre la imposibilidad, ya que este concepto de “lo imposible” solo existe en la mente del ser humano. Por el contrario, como afirmaba Einstein: “todo lo que puedas imaginar lo puedes lograr”. El maestro Jesús le aseguró a sus discípulos: “Todas estas maravillas que yo hago las podeis hacer vosotros con solo que tuvieras de Fe de un granito de mostaza”. Aún así, nos domina el concepto de la imposibilidad, por ejemplo, la imposiblidad de sanarnos, la imposibilidad de ser felices, la imposibilidad del triunfo, la imposibilidad de estar en dos lugares al mismo tiempo, la imposibilidad de comunicarnos al instante con cualquier ser del universo, etc. Nos es más fácil creer en el Temor que en el Amor, que une, comunica, crea, sana, armoniza, y provee todo lo que deseamos.

Clave 12: No podemos estar limitados por las leyes de la Física Newtoniana, la que nos enseñaron desde pequeños. No podemos pensar que el conocimiento es propiedad de algunos afortunados. Una vez que alguien ha alcanzado a realizar un milagro o ha descubierto algo nuevo (un concepto, una técnica, un negocio, etc.), éste pasará a estar al alcance de toda la humanidad (ley de biocomunicación cuántica – fotones). Por qué entonces somos tan celosos en guardar un nuevo conocimiento?. Cuando nuestro ego solo piensa en guardar conocimiento para poder controlar o ejercer poder sobre otros, se va cerrando la compuerta de acceso a la verdadera sabiduría, por lo tanto, nos va a ser cada vez más difícil u onerosa la adquisición de nuevos conocimientos, porque hemos cerrado el campo a la abundancia de la sabiduría que es un patrimonio de toda la humanidad, no una propiedad privada.

Vivimos con la conciencia de que estamos vacíos en el plano del conocimiento y que el sabio le enseña al ignorante (la tabula rasa en blanco); es por esto que nos pasamos la vida tratando de aprender aquello que por sabiduría universal ya está en potencia dentro de nosotros. Todo conocimiento ya existe en forma de onda (no manifiesta) y puede pasar a ser manifiesta desde el momento cuando le prestamos atención y haya una intención clara para traerla al plano de la realidad manifiesta. Pero en el común de la humanidad pocos se atreven a inventar, crear o producir algo nuevo. He aquí la razón fundamental de la pobreza en el mundo. Los pobres han creado su propia conciencia de poquedad, de falta de conocimiento, de que las oportunidades son solo para los afortunados.

Nos han enseñado a vivir con una conciencia de separación, huyéndo y defendiéndonos unos de otros, como si fuéramos partículas independientes. La lucha del poder, la lucha económica, la lucha del conocimiento, etc. En la conciencia de separación, esta vida es una lucha.

El principio que todos somos uno se fundamenta en el concepto que es mucho más el espacio que nos conecta (90%) que la materia que percibimos (10%). Según esto, si suprimiéramos el espacio interatómico, interpersonal, intergaláctico, todo sería una sola cosa, sin espacio y obviamente sin tiempo, ya que el tiempo se mide por el espacio que media entre uno u otro objeto o evento. El big bang es explicable desde este punto de vista: Todo existía unido en un infinito condensado de energía, que al volver su conciencia sobre sí misma proyecta múltiples realidades manifiestas, mediando entre ellas espacios que dieron origen al concepto del tiempo. Es comprensible que nosotros estando en el plano de las realidades manifiestas no podamos aceptar la existencia de realidades no manifiestas sin espacio y sin tiempo. Nos queda aún más difícil aceptar que nuestra naturaleza espiritual (Conciencia) pueda experimentar estados o realidades fuera del concepto intelectual del espacio y el tiempo. A estas experiencias las calificamos de paranormales, sin piso ni fundamento científico; pero “Bienaventurados aquellos que sin ver (experiencia manifiesta) creyeron ( en las realidades no manifiestas)”.

Anlicemos un poco más el principio de la unidad y la interrelación entre todo lo que existe, sea realidad manifiesta o no manifiesta: En los experimentos realizados por el Dr. Nicholas Gissin, si dos fotones gemelos son separados geográficamente, y a uno de ellos se le provoca un cambio, el otro fotón a kilómetros de distancia experimenta el mismo cambio o reacción energética.

En otro experimento, dividieron un fotón en dos (gemelos) los dispararon vía fibra óptica, a 22 kilómetros de separación entre uno y otro, al final del cable cada fotón se encontraba con dos posibilidades idénticas para elegir una ruta; lo curioso es que siempre que se realizó esta experiencia, ambos fotones elegían la misma ruta, sin que mediase una comunicación registrable entre ellos. En conclusión, los fotones que han estado unidos alguna vez en la historia del universo se mantienen comunicados en forma instantánea independientemente del espacio que medie entre ellos. No es este un poder de biocomunicación que supera cualquier expectativa o realidad?. Pues bien ese poder está dentro de nosotros con la maravillosa oportunidad de manejarlo de acuerdo a nuestra intención.

Clave 13: Todo lo que existe es un holograma de todo lo demás. En un objeto holográfico, cada fragmento del objeto refleja la totalidad del objeto (principio de los fractares). Cada ser es un universo en miniatura. La realidad exterior es un reflejo de nuestra realidad interior. La parte refleja el todo a una escala más pequeña. El hombre creado a imagen y semejanza de Dios, un reflejo perfecto de su naturaleza divina. Es por esto que no puede concebirse una separación entre Dios y el hombre. No obstante, las religiones nos condicionaron a ver un Dios separado de nosotros, por lo tanto, nuestro destino es cumplir su santa voluntad. Nos hicieron creer que nuestro destino estaba trazado por la mano de Dios.

Según esta teoría holográfica la oración no tiene que ser enviada como una súplica. Es una elección – decisión que tomamos en un momento dado, pero esa decisión estará en todas partes al mismo tiempo. Donde está la atención – intención del observador ahí está el milagro (la realidad manifiesta).

Clave 14: Si bien aceptamos el principio holográfico, entonces, un cambio en una parte es un cambio en todas las partes. Una pequeña alteración o cambio puede modificar todo un paradigma. El ADN es una demostración de este principio holográfico. Sabemos en forma científica que una pequeñísima parte del cuerpo, un pelo, una uña, etc. Permiten la identificación de una persona, basados en los análisis del ADN. El cuerpo humano posee aproximadamente entre 2300 a 4600 billones de copias idénticas del ADN, que permiten la identificación de la totalidad del organismo.

Si el ADN tiene comunicación directa con el universo vía comunicación fotónica entonces estamos hablando de la posibilidad de cambiar nuestro entorno en forma favorable o desfavorable, dependiendo de qué alteraciones o eventos están sucediendo en nuestro interior. La naturaleza misma, el clima y el entorno están siendo influidos directamente por nuestro comportamiento. Somos en un 100% responsables de lo que sucede en el entorno.

Clave 15: El sutil poder del holograma nos permite producir un gigantesco cambio a gran escala, no solo interno sino externo. Esto aplica igualmente a la neurociencia.

Karl Pribram neurocientífico, ha descubierto que las funciones cerebrales son más globales u holográficas de lo que anteriormente se pensaba dentro del modelo mecanicista de la memoria. Según este científico, parece no haber correspondencia directa entre dos recuerdos y un área específica dentro del cerebro (replanteamiento de las zonas del cerebro según Weniker - Broka). Sus experimentos demostraron que nuestros cerebros procesan la información de una manera análoga a las ecuaciones de un holograma. Según el modelo holográfico del cerebro de Pribram se dice que el funcionamiento de nuestra mente permite experiencias que trascienden el tiempo y el espacio y según esta teoría todas las áreas del cerebro reciben la información y todo se hace posible para la recuperación de una información.

Si el control está dentro de nosotros, entonces tenemos la posibilidad de ser prisioneros de nuestros temores o de ser libre dentro del Amor incondicional. Cada quien es libre para elegir entre estas dos opciones y hasta Dios mismo respeta esa decisión.

El temor atrae enfermedad y ésta nos hace dependientes de procesos y personas que manipulan la salud. El Amor atrae la salud como un derecho natural y nos hace libres.

Los seres dependientes manejan la desconfianza, la prevención, el desespero, el desequilibrio emocional, afianzando así un mayor estado de enfermedad y de pobreza. Los seres dependientes no pueden experimentar la abundancia, pues todo está condicionado por el temor a ser engañados o manipulados por los demás, y si logran la riqueza terminan sofocados tratando de cuidarla del engaño de los demás. El estado continuo de prevención frente a los demás desgasta la reserva energética de la persona y llega a colapsar en estados depresivos fuertes y crónicos. ¿Quién puede vivir feliz con este tipo de condicionamiento mental?.

Independientemente de lo distintas que parecen ser las personas, cada mente contiene el patrón de la conciencia total, en consecuencia, la unión de varias mentes hacia un mismo objetivo puede generar un cambio en la conducta de los demás seres humanos. Esto es importante para desarrollar conciencia en las personas dentro de una Organización (efecto Maharishi). Fórmula para calcular el efecto Maharishi: A) Número total de personas en la empresa. B) Calcular el 1% de ese número. C) Calcular la raíz cuadrada de ese resultado, y ese es el número de masa crítica necesario para producir un cambio en la Organización.

Recomendaciones: Crear y experimentar el estado deseado en uno mismo y luego tener la firme intención de compartir y experimentarlo con otras personas.

Clave 16: La cantidad mínima de personas, necesaria para iniciar un cambio o un nuevo proceso, es la raíz cuadrada del 1% de la población total. “ Si tuvieses la Fe del tamaño de un granito de mostaza (1%) nada sería imposible para vosotros” (Jesús).

Nuestra observación consciente y emocional materializa cualquier posibilidad. Se debe persistir en la Fe de que un deseo ya se ha materializado, desapegándose del resultado; esa es la clave mágica para obtener cualquier resultado deseado.

En cuanto a la salud, además de aplicar la clave del 1% (formar grupos para sanarse mutuamente), es necesario aplicar también estos sencillos protocolos:

  • Hábitos alimenticios sanos: libre de grasas, excesos de harina o de alcohol; es preferible consumir moderadamente el vino. El zumo de la uva es especial para la limpieza.
  • Ejercicios diarios suaves para estimular la fuerza vital del CHI.
  • Usar métodos rítmicos de respiración.

De esta forma se obtiene la salud como patrimonio natural.

Un ejemplo de esta ecuación milagrosa se registró en el hospital Pakin en China. A una paciente con un tumor maligno le aplicaron la formula de la raíz cuadrada del 1% de la población presente: 3 médicos, 1 técnico, 2 enfermeras, 1 camarógrafo y la paciente; según la fórmula de masa crítica solo se necesitaba : 0,244 de personas, con la Fe que mueve montañas, y en tan solo 2 minutos y 40 segundos, el tumor de la paciente había desaparecido. Para los escépticos, la afirmación es: “esto es demasiado simple para ser verdad”. La respuesta a esta duda sería: “si sanar no es posible en una forma tan sencilla, por qué sí nos enfermamos en una forma tan simple?”. Aquí bien podría aplicarse la frase: “Cuando cambias la forma de ver las cosas, las cosas afuera cambian de forma”.

Este proceso de sanación funciona también a distancia. Experimentos en el Stanford Research Institute (USA), sobre visión remota, ha sido comprobada, basándose en los sólidos principios cuánticos (comunicación fotónica), oración con visualización del paciente. Las cosas están interconectadas entre sí a través de un campo universal de energía sutil, en ondulación constante como las olas del mar.

Clave 17: La matriz divina funciona como el espejo o refracción de las relaciones que creamos con nuestras creencias. Si entrásemos en estado de armonía, en relación sutil con el entorno, tendríamos a nuestro favor el más poderoso maestro que podría inclusive hasta salvar nuestra vida. Todo alrededor está en consonancia con nosotros: la mascota, el jardín, el carro, la casa, etc.

Todo lo que ocurre en nosotros repercute de alguna forma en todos los seres en nuestro entorno.(resonancia morfogenética) , por ejempo: las mascotas tienden a sufrir las enfermedades antes que se desarrollen en el cuerpo de sus amos. Si bien es cierto que nuestras creencias y emociones se reflejan en nuestros acontecimientos diarios, lo inverso también es cierto: la realidad cotidiana es el reflejo de nuestros yoes. La realidad externa es un espejo de nosotros mismos., de nuestras creencias y sentimientos. Los patrones de control que recibimos de nuestros antepasados: padres, tíos , educadores, iglesia, etc, expresan en forma oral o escrita estos patrones de control y cómo nos ha hecho sentir. Cuando se comparte con otros estos patrones se descubre que son colectivos, con pautas universales de Miedo, a las cuales les hemos encontrado justificaciones. Sociales para perpetuar el patrón de control..

Tres miedos generales controlan nuestras vidas: a) Miedo a la separación o al abandono; b) Miedo a perder imagen social o autoestima; c) Miedo a decidir o a confiar en los demás.

El miedo a la separación o al abandono ha sido manipulado por algunas religiones, al hacernos creer que Dios vive en un lugar muy separado de nosotros (Cielo) y que por lo tanto estamos abandonados en un valle de lágrimas. En tanto que los textos originales arameos ofrecen una visión completamente diferente, y hace referencia a un Ser radiante que brilla tanto en nuestro interior como en el mundo exterior.

El segundo miedo: a perder imagen o autoestima.

El elemento culpabilidad ( pecado) ha penetrado tanto el concepto de si mismos que pensamos que no somos merecedores de admiración o reconocimiento; esto hace que muchas personas caminen por la vida con el temor permanente a la desaprobación de los demás; viven del qué dirán. Hay quienes se preguntan: ¿merezco acaso tanta felicidad cuando escucho que la vida y el trabajo son de sufrimiento?. Cómo puedo estar feliz si la mayoría están angustiados?.

Estos miedos se hacen manifiestos en el amor en pareja: la desconfianza de que el otro pueda abandonarme daña las relaciones armoniosas de las parejas. Miedo a perder la salud, entonces pagamos por anticipado por los estados de enfermedad que han de llegar: Hay un patrón de pensamiento, un pensamiento raíz, que existe detrás de este comportamiento: “es tan común enfermarse pero tan raro vivir sano”.

El tercer miedo: a la decisión y a confiar en los demás:

Detrás de este comportamiento hay un paradigma muy fuerte: “estamos en un mundo lleno de amenazas”…”no se puede confiar ni en la propia madre”…”ni siquiera podemos confiar en nuestro cuerpo porque no sabemos cuándo se va a enfermar”. Pareciera como si la única ley del comportamiento humano fuera el TEMOR, no obstante hemos olvidado por completo el principio que reza: aquello que se teme es lo que se tiene doble posibilidad de que suceda”. Esto tiene una explicación científica: los pensamientos terroríficos desencadenan estados emocionales desagradables muy recurrentes, por lo general visualizados en forma anticipada, que a su vez afectan el ADN, éste a su vez tiene incidencia fundamental en la biocomunicación universal, porque al visualizar una situación se crea una comunicación fotónica.

Por el contrario dice la Biblia, que si tuviéramos la Fe del tamaño de un granito de mostaza moveríamos montañas. La Fe en nosotros mismos y en la inteligencia universal nos proporcionaría un estado de seguridad y confianza en nosotros mismos, lo suficientemente fuerte como para atraer hacia nosotros la salud, la armonía, la abundancia y la paz para vivir feliz. Las enfermedades, los accidentes y los infortunios no tienen por que convertirse en el patrón normal de nuestras vidas, tan solo podrían existir como contrastes ocasionales que nos deberían ayudar a afirmar el estado de Ser que hemos elegido. Este es un concepto antiguo que apenas ahora estamos redescubriendo y probando desde el ámbito de la Física cuántica.

Clave 18: Si queremos que algo cambie en nuestras vidas y en los acontecimientos hay que liberarse de los ciclos negativos. No simplemente confiar de manera ciega sino permitir que la vida siga su propio curso; como el agua en los ríos. Como la gota de agua que viaja cientos de kilómetros para luego volver al mar, sabiendo que la gota de agua por pequeña que sea conserva las mismas características del mar de donde salió y a donde debe regresar. Solo la armonía es el legado de nuestras vidas, pero muchas personas tratan de sembrar la semilla del desespero, el temor y la desconfianza.; es decir, tratan de apartarnos de nuestra naturaleza divina, para crear una dependencia de una divinidad externa, muy lejos de nuestra naturaleza.

Esto aplica igualmente para las relaciones: Quienes están en estado de armonía atraen hacia sí personas armoniosas y lo contrario es igualmente válido. Cada quien tiene a su alrededor las personas que se merece: el desconfiado y deshonesto se rodea de ladrones y deshonestos. El pesimista siempre tendrá a su alrededor criticones y quejumbrosos. El líder se rodeará de líderes y optimistas. El hombre espiritual atrae seres evolucionados y armoniosos.

Todos los demás seres como: plantas, animales y objetos reflejarán como un espejo la naturaleza o intención de su amo o propietario; razón tiene el común de la gente al decir que: las cosas se parecen a su dueño.

Cuando aparece una situación molesta o una persona que nos cae mal, deberíamos mirarnos a nosotros mismos y preguntarnos: ¿qué es lo que estos acontecimientos o personas nos están mostrando?. De hecho, estas situaciones o personas no son mas que espejos de nuestro comportamiento, actitud o intención.

Lo que más nos molesta de los demás se convierte en nuestra propia carga. Este es el espejo de las cosas que hemos juzgado durante la vida.

Es necesario liberarse de esos resentimientos hacia ciertas personas o prevenciones acerca de ciertas situaciones, porque no hay razón más fuerte que nos ate a estos espejos que el resentimiento, la prevención, el deseo de venganza o críticas hacia otras personas. Los juicios nos mantienen aferrados a las imágenes del pasado.

Solo la confianza absoluta en el momento presente, la aceptación de estos eventos y el agradecimiento como experiencias de aprendizaje pueden despegarnos del pasado.

Bendecir es liberar, soltar las ataduras del resentimiento. Cuando bendecimos a las personas o a los seres que nos han hecho daño estamos deteniendo el ciclo del dolor, sufrimiento, desesperación, temor y desconfianza.

El hecho de afirmar nuestra naturaleza divina igualmente presente en las demás personas, nos lleva a dirigirnos a esa naturaleza y no a sus comportamientos o manifestaciones de su momento evolutivo. Los grupos subversivos, por ejemplo, no son más que un espejo social de lo que hemos venido haciendo y juzgando como mente colectiva. La enfermedad es otro ejemplo de lo que hemos estado pensando sobre nosotros mismos o sobre los demás.

Clave 19: Los espejos.

Primer espejo: los reflejos del momento. Son señales tan sutiles que pasan desapercibidas, por ejemplo, el comportamiento de nuestras mascotas en la casa. Reconocerlas es el primer indicio de nuestro cambio.

Segundo espejo: el reflejo de lo que juzgamos en el momento. Sucesos imprevistos en nuestras vidas nos pueden estar mostrando aquello que juzgamos y cuando los eventos se repiten es porque aún no hemos aprendido la lección, seguimos con los mismos juicios y prevenciones.

Tercer espejo: el reflejo de lo que hemos perdido, entregado tontamente o que nos han arrebatado: fracasos en los negocios, personas que nos quitan (hurto) o nos engañan; todos estos son espejos de lo que se mueve en nuestro interior. Igualmente la atracción hacia personas disfuncionales, la necesidad de acercarnos a alguien nos está reflejando por similitud o por contraste la parte de nosotros que nos falta. Esto explica por qué ciertos matrimonios o parejas perpetúan una relación disfuncional. Se debe a que no han tomado conciencia y aceptado el reflejo del espejo del otro.

En muchas ocasiones el apego desesperado a un negocio, a una causa, al poder o al dinero, implica perder cada vez más pedazos de nosotros mismos y que luego se nos devuelven reflejados en los fracasos continuos o en las relaciones disfuncionales con otras personas.

Cuarto espejo: La noche oscura del alma. Son momentos de derrumbamiento moral, emocional, espiritual, cuando perdemos el norte y no sabemos qué hacer. Por lo general son el resultado de pensamientos raíz – tóxicos como: “Mi vida es una pesadilla…” Este es un sufrimiento interminable”… “la vida es una continua lucha y muy dura”. Ante estas proclamaciones el Universo confabula y sencillamente responde: “que así sea”.

Muchas de estas noches oscuras tienen su raíz en acontecimientos o relaciones con personas del pasado, y mientras estos vínculos invisibles no se transmuten a energía positiva, ahí permanecerán formando ataduras invisibles e inconscientes.

La técnica del Hooonopono funciona muy bien para transmutar estos hilos invisibles. Lo sorprendente es que al descubrir y aceptar que somos en un 100% los responsables de lo que nos sucede, las cosas comienzan a dar un giro de 180 grados a nuestro favor. Pero si en vez de aceptarlos, los rechazamos o los negamos, nos veremos atrapados durante muchos años o muchas vidas en la misma pauta de sufrimiento. La técnica del Hooonopono es muy sencilla con solo manifestar cuatro afirmaciones en forma sincera y armoniosa: “Lo siento mucho… perdóname… te amo… gracias.

Quinto espejo: Reflejos de nuestro mayor acto de pasión. Las imperfecciones son la perfección. Lo que rechazamos de nosotros mismos nos refleja aquello que es perfecto. Aceptar la perfección que ya existe en cada uno de nosotros es un acto de compasión hacia nosotros mismos.

En la matriz divina, todo lo que pensamos o sentimos hacia nosotros mismos, como: nuestra apariencia física, nuestros logros, nuestros desempeños, nuestras expectativas, todo ello es reflejado hacia nosotros como la realidad de nuestro mundo circundante. Todo se mueve dentro de una pauta holográfica de conciencia.

La toma de conciencia de cada espejo es un escalón más hacia un mayor dominio personal, hacia nuestra maestría.

Este Principio holográfico se aplica en nuestras relaciones ya sea con el cajero del supermercado, el vigilante del parqueadero, la secretaria de la oficina, porque el resultado de esa relación afectará igualmente las relaciones en el hogar, y viceversa. Una vez que una pauta cambia en algún sitio, cada relación con la misma pauta se verá alterada o beneficiada.

Clave 20: Debemos convertirnos en las mismas cosas que hemos elegido experimentar en nuestro mundo. Lo maravilloso de este sistema es que poseemos todos estos poderosos programas para crear la realidad, de hecho ya lo estamos usando a diario; la diferencia radica en que continuamente estamos enviando mensajes de preocupación, desconfianza, resentimiento y miedo, que asociadas a nuestros sentimientos desagradables se transforman en una realidad no aceptada. Esto es lo que otros llaman Karma, y que en nuestro caso no son mas que bucles de la vida que se repiten hasta que decidimos encontrar nuestro propio proceso de liberación. Entonces, adiós al Karma.

Insistimos en que este proceso de liberación es individual e independiente de los demás, es decir, nadie puede liberar a nadie; solo podemos darle orientaciones o las herramientas para ampliar el conocimiento (conciencia) para que asuma la responsabilidad del cambio de su vida en un 100%.

Solo cuando un determinado número de personas han ampliado su campo de conciencia se puede cambiar de forma significativa la realidad colectiva (efecto de masa crítica). Pero alguien tiene que tomar la iniciativa y ser el número uno, y cuando el número sea equivalente a la raíz cuadrada del 1% de la población, este cambio se reflejará en todos los lugares. Somos por lo tanto, los responsables de la violencia, del engaño y de la maldad que circunda nuestra realidad. ¿Cuándo decidiremos convertirnos en aquello que por naturaleza nos corresponde, como la Paz, la convivencia armoniosa, y la prosperidad? … Eso solo cada quien lo decide.

Con sincero Amor para quien quiera cambiar de actitud, manera de pensar o de comportarse.

Resumen elaborado y ampliado con comentarios personales de Henry Mejía Escobar.

http://biotecnoquantec.com/

Publicar un comentario en la entrada